Protecciones

“Nunca te avergüences de cambiar viejos hábitos”

En la moto el motero y el paquete son la carrocería. Sin elementos exteriores que nos protejan, es conveniente preocuparse un poco de llevar un equipamiento motero con protecciones o elementos adicionales protectores. Protectores de codos, de rodillas, espalderas y protecciones en los hombros se hacen indispensables y reducen posibles “averías” corporales ante caídas. En rutas largas, complementos como cinturones de riñón o las fajas moteras, nos permiten reducir dolores y posibles fríos en la zona lumbar.