Julio Sueiro: el manitas solidario de las Vespas

Julio Sueiro: el manitas solidario de las Vespas

Julio Sueiro, soldador de profesión, mecánico y restaurador, es el encargado de la puesta a punto de la Vespa modelo Primavera T3 del año 1978 que será el premio en el Sorteo No es por la Vespa, un proyecto solidario que, con la venta de papeletas, recauda fondos para la Fundación Síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales del País Vasco.
tarjeta Julio Sueiro (1)La Vespa modelo Primavera T3 del año 1978 tiene que estar lista para Concentración nacional de Vespas y Lambrettas Clásicas, que se celebrará en Bilbao los días 3, 4 y 5 de Junio y Julio sabe que el tiempo apremia. Victor de Castro, promotor del Sorteo No es por la Vespa y gran amigo de Julio, es el encargado de recordárselo.
cartel-II-Scooter-BilbainadaJulio-Sueiro-y-Victor-de-Castro-con-la-vespa-solidaria

Motero desde hace más de trece años, Julio Sueiro, empezó acondicionando su propia Vespa 125 desde cero en el taller de un amigo. Entró a formar parte del Club Vespa Bilbao en 2004 pero sus estatutos y normas no le convencían demasiado así que junto con otros compañeros, se convirtieron en los “Vespa sin club”, sin tanta parafernalia u obligaciones.

Julio-Sueiro-desde-el-retrovisorFue uno de los fundadores del grupo S.R.B. (Scooteros Ruteros de Bizkaia) un grupo muy diverso que se cita para rutas y comparte experiencias a través de la red social por excelencia. “Facebook ha absorbido a los foros”, comenta Julio.

Desde Lezama, en donde tiene su taller, Julio pasa horas enfrascado entre piezas y motores pero está ¡encantado! Rehabilita, acondiciona y personaliza a capricho del interesado, todo tipo de Vespas y Lambretas.
vespa-serviceTaller-de-restauración-de-motos-Julio-Sueiro

“Esto no es como pintar una silla”, nos dice, “a veces el cliente cree que su moto sólo necesita una limpieza de carburador y cuando echas un vistazo a “sus tripas” descubres que necesita un repaso más profundo”. En esos casos, le toca ajustar las horas de mano de obra invertidas para poder ofrecer un precio competitivo.
Es consciente que una Vespa nueva cuesta menos que lo que cuesta una restauración, aunque no sea lo mismo…

Julio-Sueiro-en-su-taller-de-restauraciónEl proyecto más complicado que se le ha planteado a Julio es la restauración completa de una ISO del 56 con el motor gripado y que lleva parada más de 30 años. Difícil sí pero no imposible. ¡No hay Vespa ni Lambretta se le resista a este manitas solidario de las Vespas!.

Comparte este post

Comments (2)

  • carlos urquijo ferruz Reply

    esta todo muy bien,solo que nos convertimos en los “Vespas sin club” y no en “Vespas sin parche”

    9 abril, 2016 at 7:57 pm
    • Emma Arroyo Reply

      Gracias por el apunte, Carlos!

      10 abril, 2016 at 8:14 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *